Reseña – The Messenger

the messenger logo

Por su portabilidad y arquitectura, Nintendo switch se ha convertido en la consola de preferencia para el ecosistema de juegos retro. A su vez, los editores indie tienen posibilidad de expandir su mercado hacia las consolas, y no solamente quedarse en el mercado del PC. Tal es el caso de The Messenger, un indie de 8 bits que rememora a los clásicos Ninja Gainden de NES, incluyendo su elevada dificultad.

messenger intro

The Messenger no tiene en sí una propuesta narrativa, sino que parte de un argumento bastante sencillo: un aprendiz de Ninjutsu se ve involucrado en el cumplimiento de una antigua profecía de apocalíptica. El protagonista de la historia debe llevar un pergamino. El ritmo de la historia es meramente anecdótico y esta aderezada con ciertos dotes de humor e ironía relacionada con lo incapaz que puede ser un aprendiz para llevar a cabo una misión tan importante con la que accidentalmente se ve involucrado.

Entiendo que la historia no tenga mayor importancia en un juego de 8 bits pero debido a la nula progresión del personaje, el humor que maneja el juego, y lo absurdo en que termina convirtiendo el sentido de la aventura, terminas abandonado el interés al progreso y sucesión de niveles. Esto puede no ser de mayor importancia para la gran mayoría de los jugadores, pero en lo que a mí respecta, me hace mucho ruido el no tener un propósito claro por el cual estoy llevando algunas de las misiones.

En la jugabilidad es donde más destaca el juego, como dije, toma conceptos básicos de los juegos de 8 bits y sobre todo de Ninja Gaiden. La curva de dificultad es muy alta y debes progresar con ella; porque si no va a sufrir de principio a fin, debes entender las mecánicas y dominar cada una de las técnicas y habilidades del personaje. Cada error es penalizado; no solamente pierdes vida, sino que en el juego te asigna un demonio menor que te cobra gemas cada vez que mueres; estas gemas no solo sirven para que tu demonio cobre la cuota, sino que también te permite comprar ciertas habilidades y espacios de vida.

Lo peor de aquí es que vas a morir muchas veces y este pequeño demonio se convierte en toda una alegoría a la codicia; si mueres muchas veces siempre estarás en deuda con él, incluso este pequeño demonio se mofa de ti con algunas frases como “contigo me saqué la lotería” o “Seguramente le estarás echando la culpa al control”.  Incluso se vuelve frustrante ver cómo este pequeño demonio se lleva todas las gemas que has ganado sin que tú no puedas comprar nada; el demonio te lleva la cuenta de cuántas veces has muerto y cuántas gemas se ha ganado a costa tuya. Así que considera seriamente ser habilidoso desde la primera hora del juego si no quieres quedar rezagado.

En cuanto al sistema del juego maneja algo muy al estilo de Metroid- Vania en el cual debe superar los niveles y los escenarios con las habilidades que adquieras y al final hay un combate contra un jefe; el sistema de combate es demasiado simple y la mecánica de los jefes es repetitiva, si logras a dominar el juego incluso puede volverse muy plano y sencillo derrotar a los jefes, hasta los escenarios se vuelven así. Aquí lo más gratificante será desbloquear todas las habilidades y superar los niveles en el menor de los intentos.

En cuanto a gráficos, mantiene una esencia de juegos de 8 bits bastante bien conseguido y un buen apartado artístico.  El diseño de los personajes, jefes y demonios fueron muy poco creativos bien pudieron aprovechar el folclor japonés y la influencia budista para representar artísticamente a los demonios de dicho folclor; no tiene ningún sentido que veamos los típicos demonios cornudos con alas de murciélagos que el puritanismo religioso occidental lo ha representado a lo largo de muchos siglos.

En conclusión, The Messenger sigue siendo un juego bastante honesto para rendir homenaje a los clásicos juegos que ya no vemos en estos tiempos y es todo un deleite para los jugadores de la vieja escuela.

Comentarios

comments

Summary
The Messenger sigue siendo un juego bastante honesto para rendir homenaje a los clásicos juegos que ya no vemos en estos tiempos y es todo un deleite para los jugadores de la vieja escuela.
Good
  • Todo un representante del género
  • Algunos diálogos son muy buenos
  • Un juego retador
Bad
  • No hay mucha variedad de enemigos
  • Algunos escenarios son bastante planos en diseño
  • Después de pasarlo no hay mucho que hacer
7.8
Bueno
Historia - 7
Jugabilidad - 8
Gráficos - 8
Sonido - 8
Duración - 8
Written by
Admin del sitio

¡Danos tu opinión!

0 0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lost Password

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.

Sign Up