Image default
Reseñas antiguas

[Reseña] Little Nightmares

Desde su revelación, Little Nightmares me llamó mucho la atención por su particular ambientación, que es un tanto caricaturesca con trazos de terros. En sí podría decirse que es un videojuego de horror caricaturesco, que en un principio recuerda mucho al terror de los años 30, pero que después para a incorporarse al folklore japonés. Mi experiencia general con este juego fue realmente buena, pero tengo algo muy grande que achacarle, que no comentaré ahora. El juego presenta una misma premisa y sistema jugable que inside. Aunque aquí sí se dan más detalles de la historia que podemos encontrar por debajo de su gameplay.

La historia se enfoca en Six, una niña encerrada en una embarcación donde tratará de escapar de los terribles monstruos que lo habitan e intentan comerse a todo lo que se mueve. No se explica cómo llegó ahí, sólo sabemos que debemos escapar de allí antes de convertirnos en una presa. El sentimiento de persecución es constante y junto a ello debemos superar algunos puzzles que el escenario nos va exigiendo. Son bastante sencillos y exigen más hablidad que ingenio. A medida que avanzamos parecemos entender la historia, pero son situaciones muy ambiguas que cada quien podrá interpretarlo a su manera.

En cuanto a la jugabilidad, puedo decir que Little Nightmares sí se queda un poco escueto en contenido y tiene un ritmo un tanto variado. Al principio arranca muy bien, lleno de incertidumbre y va aumentando su intensidad, cargado de situaciones inesperadas. En la segunda mitad, el juego se siente un poco repetitivo, enfocándose más por el sigilo, pero se abusa un poco de la misma situación. Los escenarios finales, a pesar de ser muy intensos, se sienten muy apresurados y justo cuando el juego logra a alcanzar su climax más alto, entrando una mecánica más original de la que habíamos salido, se acaba. El juego tiene un final bastante abrupto, precoz. Esto sin contar que el juego es demasiado corto, puedes acabártelo en al menos 4-5 horas aprox y que además tiene controles bastante torpes, imprecisos que arruina la experiencia en muchas ocasiones, convirtiéndolo en juego de muchos intentos.

La atmósfera y sonido: Lo más importante del juego

Lejos de ser un juego de horror, Little Nightmares es un juego bastante tenso, que nos transmite desesperación en incertidumbre por no saber dónde estamos y qué es lo que nos pueda venir a continuación. Aunque en la mayor parte nos encontramos en la oscuridad, habrá momentos de luz que serán más peligrosos que las sombras, puesto que somos más visibles para los monstruos. Pero a veces los maravillosos escenarios se sienten desaprovechados por culpa de lo repetitivo que puede volverse en los puzzles o mecánicas de juego.

El sonido del juego es muy importante, en los momentos de sigilo, cualquier ruido, por más chico que sea, puede alertar a los monstruos. Detalles como estos engrandecen su ambientación, que provocará que nos mantengamos alerta en todo momento. El juego no tiene música como tal, es decir, no escucharemos melodías bien orquestadas, sino instrumentos que acompañan la ambientación o acciones que realicemos o realicen nuestros enemigos.

En conclusión, Little Nightmares es un gran juego, lleno de sorpresa y una ambientación maravillosa. Al menos yo me quedé maravillado por toda la tensión, incertidumbre y depuración que logra transmitir. Sin embargo, esto no lo exenta de problemas, el más grande de todos son sus imprecisos y torpes controles que había señalado, arruinan el gran ritmo de la trama en este caso, nos corta de tajo esa intensidad con las que el juego nos estaba llevando de corrido. Junto a ello tenemos una escasa variedad jugable acompañado de un final abrupto que se corta en el momento que el juego había alcanzado su máximo clímax.

Related posts

[Reseña] Killing Floor 2

Gabriel Broca

[Reseña] Little Witch Academia: Chamber of Time

Emilio Ruiz

[Reseña] Serious Sam’s Bogus Detour

Player Reset

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.