Image default
Reseñas antiguas

[Reseña] Homefront: The revolution

homefront

Dese hace algunos años ya se venía anticipando una segunda entrega de Homefront, juego que en su primer entrega fue distribuido por el estudio THQ, cuando éste presentó problemas, el desarrollo del juego tuvo que pararse y como muchos conocerán la historia, THQ terminó cerrándose y subastando, por así decirlo sus franquicias. Fue ahí mismo donde Crytek tomó la licencia de este juego para seguir con su desarrollo, pero parece que la maldición de THQ fue vino consigo cuando en el año pasado se supo que Crytek también presentaba problemas y terminó traspasando el juego a Deep Silver, quienes abrieron un estudio (Dambuster) para continuar el desarrollo. Es indiscutible que este juego haya pasado por muchos problemas, fueron más de cuatro años que tomó el desarrollo de este juego y que desafortunadamente son muy evidentes en el producto final y es una lástima viendo que el juego muestra propuestas de juego bastante interesantes, sobretodo en su multijigador online cooperativo, pero que fue terriblemente mal eje
cutado. Yo no lo consideraría un juego del todo malo, puesto que presenta los mismos problemas que HITMAN donde la jugabilidad se ve opacada por el pésimo desempeño y rendimiento que ya se veían venir desde que tuvimos la oportunidad de probar la beta cerrada. Parece como si los desarrolladores ya se hubiesen cansado de estar trabajando en el juego y más con toda la presión y problemas que surgieron, fueron más las complicaciones que tuvieron que el desarrollo en sí y parece hasta cierto punto justificable que haya resultado así. En esta reseña expondré los aspectos del juego desde su historia hasta su jugabilidad, gráficos y sonido, aquí trataremos de observar tanto los puntos positivos como negativos que presenta el juego, porque el juego no es del todo malo, pero sí en su mayoría.

La historia no es nada original

20150408_HFR_screen_05

Estamos ante un distopía donde corea del norte ha tomado el control de tierras Estadounidense. Corea del norte se convirtió en una gran potencia y ha mantenido a los habitantes sometidos y cautivos durante mucho tiempo, hasta que el protagonista del juego, junto a otros decide ponerle frente a estos e inspirar a los lugareños a iniciar una revolución. No estamos ante una historia original ni tan profunda, pero nos deja en claro los motivos del por cual luchamos, sin entrar en tantas complicaciones ni mantenernos tan atentos a la historia, puesto que el juego prometía destacar más por su jugabilidad, aunque entre más vayamos avanzando en la historia conoceremos mejor a nuestros enemigos y aliados.

La jugabilidad prometía mucho

13220508_1252904328053881_2379466552506654686_o

Es precisamente la jugabilidad lo que le daría luz a este juego, puesto que presenta propuestas bastante interesantes combinando acción y sigilo, junto a ambiente de mundo abierto en el que incitaremos a las guerrillas y tomas de bases enemigas. Durante el juego hay varias zonas, unas donde están más controladas que otras, es aquí donde nosotros tomaremos acción para liberarlo de los enemigos, la cual podremos hacer de muchas maneras, pero la más recomendables es hacerlo sigilosamente ya que los enemigos nos superan en número y será muy difícil terminar con todos. En sí el juego toma prestado muchos recursos jugables de la serie Far Cry, se nos hará conocido muchas de las misiones y formas de tomar las bases enemigas.

Compra y modifica tus armas

13198512_1252904401387207_7380692824169593625_o

Conforme vayamos completando misiones se nos recompensará con dinero, mismo que podremos usarlo para comprar, recursos, armas y complementos. No existe en sí una gran variedad de armas, sino que con los complementos podremos modificar las armas hasta convertirla en una completamente nueva y lo mejor del caso es que los complementos y modificaciones lo podemos hacer en tiempo real y sin poner pausa al juego, así que debemos de tener cuidado en el momento y lugar que nos detengamos para añadirlos. Además de esto también podremos crear distintos dispositivos explosivos y de sabotaje

Todo está bien pero está muy mal planetado

20150408_HFR_screen_03

Todas estas propuestas aspectos jugables son un gran punto positivo para el juego, pero desafortunadamente está muy mal ejecutado, y en ocasiones, sentiremos que la jugabilidad se quedó estancada repitiendo las mismas misiones sin variar en muchos aspectos, a las pocas horas de juegos nos cansaremos de coleccionar objetos y estar librando zonas que estaremos haciendo ya de forma mecánicas, sin transmitir ninguna emoción como nos las hizo pasar en un principio. Peor aún es la inteligencia artificial de los enemigos, muchas veces ni se percatan de nuestra presencia aun cuando nos plantamos enfrente de ellos o inclusive haberles disparado, los peor del caso es que se quedan trabados no saben a dónde moverse, muy difícilmente se cubren o tratan de flanquearnos, se mueven como hormigas desesperadas que no saben a dónde huir. La inteligencia artificial de los aliados también es bastante mala, en ocasiones no saben ni a dónde seguirnos ni tampoco cómo reaccionar cuando estamos librándonos a tiros, se nos plantan enfrente, nos estorban el paso y la visión, todo en sí es un desastre.

El rendimiento del juego es su aspecto más desastroso

20150408_HFR_screen_04

Es tan grave su falta de optimización que nos genera una terrible experiencia jugable y se nos hace tan frustrante disparar que preferimos acabar con los enemigos con un ataque de cuerpo a cuerpo o actuar de la manera más sigilosa posible. Un FPS debe mantener por los menos 30fps estables, pero el juego baja a hasta 20 y 10 fps cuando el juego tiene que guardar automáticamente en un check point se queda trabado durante unos segundos. Con todas estas fallas es imposible continuar jugando por más de una hora, lo peor del caso es que estas fallas ya habían sido previstas cuando dimos nuestras impresiones de la beta cerrada y que al parecer la desarrolladora no hizo apunte de ello. En particular opinión sí tuvieron tiempo de por lo menos entregar un juego con 30fps estables, pero finalmente no fue así y se espera que en los próximos meses se corrija por completo.

Gráficos

12322615_1252904528053861_7463851743192839489_o

El juego corre bajo el motor Cryengine, un motor gráfico muy demandante y que exige mucho trabajo para pulirlo y sacarle lo mejor de sí,  aquí evidentemente no fue así. El juego carece de texturas en algunas zonas, las físicas no reaccionan como deberían en momentos puntuales, tampoco vemos un gran modelado de los personajes. Lo único que estuvo bien hecho fue el transcurso de día y noche, al igual que los efectos de lluvia.

Sonido

20150408_HFR_screen_02

El juego nos ha llegado en inglés con subtítulos al español, cosa que no está mal, pero en ocasiones hay desincronización en ello, a veces llegan un poco atrasados y otras veces ni se muestran. La música no es nada del otro mundo está ahí para llenar los espacios de silencio.

En conclusión, Homefront: The Revolution es un juego que se quedó estancado en muchos aspectos, sobretodo en su mecánicas de juegos, en la manera tan repetitiva de sus misiones y la poca variedad en cada una de ellas, lo más grave es su pésimo rendimiento que nos genera una mala experiencia de juego, nos frustra tantas graves caídas de frames, bugs, enormes tirones que dejan el juego congelado por varios segundos y sobretodo la patética inteligencia artificial que dejan un gran hueco de dificultad y que acaba de golpe esa propuesta de sigilo y combate táctico que en las primeras horas nos venía prometiendo. Realmente no se puede disfrutar un título así  con todas estas fallas y mucho menos jugarlo o como se debe, no hasta que se corrijan todos sus graves defectos. Si el juego se hubiese atrasado hasta finales de este año o principios del siguiente, posiblemente tuviéramos un título recomendable, definitivamente a esto juego le quedaba mucho, pero mucho trabajo de desarrollo y un replanteamiento en ritmo narrativo y misiones.

Related posts

[Reseña] Watch Dogs 2

Gabriel Broca

[Reseña] Gundam Versus

Emilio Ruiz

[Reseña] Mirror’s Edge Catalyst

Gabriel Broca

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.