Image default
Reseñas antiguas

[Reseña] Outlast 2

El terror regresa.

Hace cuatro años disfrutamos (o sufrimos) uno de los títulos de survival horror más fieles al género, estoy hablando de Outlast. Recorrer los aterradores y oscuros pasillos del manicomio Mount Massive mientras nos escondíamos de toda clase de psicópatas era una experiencia realmente aterradora. Outlast 2, la esperada secuela de éste juego de terror, llegó hace poco más de una semana y en PlayerReset te mostramos nuestras impresiones.

Outlast 2 es una propuesta interesante, un juego que los amantes del horror tienen que jugar. Toma varios elementos del primer juego y los amplía para generar una atmósfera de terror que genera unos niveles de ansiedad inmensos. Red Barrels quiso darnos a nosotros los jugadores un poco más de libertad y podemos explorar un poco todos los escenarios del juego, aunque eso sí, la desorientación es un elemento constante, al igual que la incertidumbre, sumando esto a la ansiedad de la que ya hablamos, dudamos que de verdad quieras explorar el escenario porque quién sabe qué horrores o sustos te puedas encontrar. Aunque quizás las baterías para tu cámara sean un buen motivante para que tengas que explorar.

En esta ocasión una zona rural enmedio del desierto de Arizona es el lugar en el que tendremos que sobrevivir. Un tema tan polémico como la religión fue el ideal para que Outlast 2 viviera. Sin hacer mención a las existentes, Outlast 2 lleva el fanatismo religioso a un nivel corrompido en el que abusos de poder, falta de justicia, ideales irreverentes y prácticas satánicas son cosas de cada día. Nuestro protagonista, Blake Langermann, es un camarógrafo que por razones que no revelaremos termina metido en este lío. Su principal objetivo al principio es encontrar a su amada esposa Lynn, pero mientras avanza en su búsqueda va descubriendo los horrores que oculta la zona. Abrirte paso en un pueblo tan olvidado por Dios será todo un reto.

La ambientación, aparte de tenebrosa, es todo un deleite. Está totalmente ad-hoc a la temática del juego. Casi toda la aventura transcurre en la profunda oscuridad de la noche. Casas maltrechas, cuevas, túneles subterráneos, granjas, vegetación, neblina y todo lo que te imagines que pertenezca al desierto está aquí. Definitivamente la localización está muy bien detallada y nutrida.

El concepto del juego sigue siendo fiel al género como lo fue el primer Outlast. La sensación de estar indefenso y desolado sigue estando presente. La trama es distinta, ahora estamos sumergidos en un misterioso asesinato de una mujer embarazada rodeado de sucesos extraños aparentemente relacionados con una secta satánica-religiosa. La mecánica del juego es la misma a su antecesor, nuestra fiel cámara y su filtro nocturno para poder ver en la oscuridad sigue presente, incluso ya podemos usar el micrófono para escuchar conversaciones de los enemigos o para guiarnos por los ruidos. El papel que juega nuestra cámara es importantísimo, ya que con ella podremos documentar los oscuros sucesos y demás prácticas que se realizan en el pueblo, mismos que podremos reproducir después para obtener más información al respecto. La duración de las baterías nos ha parecido menor que Outlast 1, y si usas la visión nocturna y el micrófono, se terminarán en minutos. Incluso usándola en modo normal consumirá energía, pero en  menor medida.

Un añadido interesante es que ahora podemos usar vendas para curarnos de daños y heridas que suframos tras caídas o tras ser golpeados por algún enemigo. Y ya que tomamos el tema de los daños, tendrás que tener mucho cuidado porque la zona desértica en la que nos encontramos es muy peligrosa. Acantilados y formaciones rocosas nos complicarán nuestro avance y tendremos que sortear de una u otra manera estos peligros. Un mal paso o una pisada en falso podrán sellar nuestro fatal destino.

 

El soundtrack del juego es otro apartado bastante bueno, combinado con los demás elementos que mencionamos en la reseña te hará sudar a cántaros. La experiencia en general puede llegar a atraparte si gustas de este género, y así como inicies desearás terminar. Outlast 2 es la muestra sólida de que el fanatismo religioso y la demencia del ser humano puede llegar a ser un peligro para su propia especie. Es también una experiencia frustrante ya que nunca sabes qué te espera detrás de una puerta o a la vuelta de una esquina.

Realmente son pocos los elementos que hacen a Outlast 2 un título innovador o diferente al primero. Esta entrega sigue siendo un efectivo método para causar terror. Sigue siendo capaz de sacarle gritos hasta al más valiente.Eso sí, no es un juego que todos los gamers podrían encontrar entretenido, sólo los fanáticos del género encontrarán en él razones suficientes para disfrutarlo hasta el final.

Si Outlast te hizo sudar la gota gorda y pasar buenos sustos, sin dudas Outlast 2 hará lo mismo. Te recomendamos jugarlo a media noche, con los audífonos puestos y las luces apagadas, si es que te atreves.

Related posts

[Reseña] Battlefield 1

Gabriel Broca

[Reseña] Dirt Rally

Gabriel Broca

[Reseña] Red Faction Guerrilla Re-Mars-tered

Gabriel Broca

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.