Tron Legacy es mejor que Ready Player One

Hace unos días volví a ver Tron Legacy, ¡es increíble que la película está por cumplir diez años!, sus efectos especiales no se han quedado tan anticuados como esperaba, aunque el modelado facial de Jeff Bridges se nota más acartonado y desde su tiempo lo fue, pero por contrario que parezca, si lo ponemos en contexto de su entorno, le juega en favor en su trama y entorno. Al terminar de ver la película me nació compararla con Ready Player One, película basada en el libro de Ernest Cline del año 2011 y maneja similar concepto de entornos virtuales. Es innegable que Ready Player One tiene unos efectos especiales extraordinarios, pero esto se queda en segundo plano cuando la trama es bastante simple y adolescente en el que mayor parte del tiempo nos invade de referencia de la cultura de los 80’s. Es por esto mismo por lo que considero que Tron Legacy es mejor que Ready Player One. Iré desmenuzando algunos puntos para que sopesemos los aspectos que tiene cada película y la comparativa sea más clara.

Historia que se toma en serio

Como dije al principio, el hecho de que Ready Player One esté basado en una novela no es garantía de que la película y mucho menos la historia sea buena y sólida. Estamos ante una fantasía adolescente en la que terminan resolviendo los problemas de formas inverosímiles, la narrativa se queda simplemente corta con los argumentos que plantea; ¿Puedes imaginar que una empresa pueda ceder todo su poder al primer jugador que consiga todos los Easter Eggs? Peor aún, ¿que un grupo de adolescentes, una vez obtenido esta recompensan puedan manejar una empresa de tal magnitud? Los villanos llegan a ser hasta caricaturescos. Si lo comparamos con la historia del hijo de Flynn, nos daremos cuenta que él ya no es quien maneja la empresa se su padre, ha decido alejarse de ello y sus motivos se vuelven más personales; conocer el paradero de su padre. Si bien esta es una comparación un tanto apretada, nos damos cuenta a qué rumbo apunta la trama de cada historia.

El hecho de que el motivo de la aventura sea personal, la convierte en algo más interesante y de hecho nos incita a conocer mejor “The Grit” el entorno digital donde quedó el padre de Sam Flynn. Si avanzamos un poco más a la historia encontraremos el verdadero motivo que sale un tanto del cliché de la corporación malévola que busca controlar el mundo.

Explorando la condición humana

La historia de Tron Legacy nos lleva al segundo punto a favor de la película y es que mientras en Ready Player One un grupo de adolescentes están en busca del tesoro para ganárselo a la corporación malévola, en Tron Legacy vemos que las intenciones del padre de Flynn por crear este universo virtual eran buenos terminan corrompiéndose por Clu 2.0. A pesar de que el desarrollo de esto se queda en un simple argumento nos invita la reflexión. Por muy buenas que sean en principio una idea o un acto humano siempre termina corrompiéndose por otro, es parte de nuestra condición humana. También hay todo un simbolismo cristiano en ello. Explora un poco el tema de la creación, la codicia de Lucifer por el poder absoluto que tiene Dios sobre toda la creación y la rebelión que supone el querer ser como Dios. El simple hecho de tocar estos temas, aunque se queden sólo en argumentos de la historia nos da une visión clara de las intenciones de cada película ¿Queremos ver algo meramente anecdótico o algo que invite a la reflexión? Al final Tron nos deja con algo.

Explorando un universo coherente

El universo de Tron Legacy se siente tangible, no por el simple hecho de estar bien diseñado, sino por todos lo que vamos conociendo a lo largo de la historia. Con influencias cyberpunk, Tron Legacy nos invita a hacer un análisis de los 80’s. Una era en la que se soñaba con una red e inteligencia artificial con la que contamos ahora, la tecnología al servicio de la humanidad y una realidad virtual que propone todo un debate existencialista. Todo esto en vez de sólo estar buscando cada referencia de los 80’s como lo hace Ready Player One.

La música hace una gran diferencia

Si Ready Player One se ve fantástico. Tron Legacy se oye mucho mejor. Aquí la música, hecha por Daft Punk la convierte, junto con ellos, en todo un personaje y un elemento importante en este entorno. Es increíble ver cómo la música adquiere tal nivel de protagonismo, donde cada escena tiene una melodía única, lo que supone un trabajo ejecutado con un gran nivel de maestría.

Por último, debo decir que Tron en sí es un referente cultural de los 80’s que desafortunadamente fracasó y esto coincide con el caso de otra gran película; Bladerunner 2049 que fracasó por el mismo motivo: Ambas son películas de culto que los milenials no tienen noción de sus primeras entregas, y no tienen interés en conocerla. Esto limita la taquilla.

Comentarios

comments

Written by
Admin del sitio

¡DINOS TU OPINIÓN!

0 0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lost Password

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.

Sign Up