Image default
Reseñas antiguas

[Reseña] Bounty Train

Una faceta diferente del viejo oeste.

Los juegos de Acceso Anticipado han acumulado mucha fama en los últimos años. Antes era casi inimaginable jugar un juego en su fase beta, y más imposible aún, en su fase alpha o etapas más tempranas. Actualmente, gracias al crowdfunding y facilidades de las empesas, nos permiten jugar a sus títulos en desarrollo con el fin de que aportemos retroalimentación al juego en todos los aspectos posibles. Sin duda es una práctica muy buena ya que el índice de calidad del juego terminado puede ser mejor a la que sería sin la ayuda de la comunidad. Desafortunadamente no en todos los casos es así, y aunque Bounty Train no es exactamente ese tipo de juego, sí pudo ser mejor.

Bounty Train es un juego de estrategia histórico desarrollado por Corbie Games. Está ambientado en la revolución industrial, pero se centra específicamente en la industria ferroviaria. Tiene dos modos de juego, Campaña y Libre. En la campaña controlamos a Walter Reed y nuestra misión es conseguir el 51% de las acciones de la compañía ferroviaria que nuestro difunto padre nos ha dejado. Y para esto, tenemos que cumplir con diferentes tareas para pasar de nivel, las cuales van desde recoger pasajeros, pelear contra bandidos y manejar recursos. El modo libre es prácticamente lo mismo, pero sin historia. Se trata sólo de cumplir encargos, tareas y misiones.

Tan pronto comienza el juego tienes que ir de aquí para allá y hablar con los personajes de la ciudad en la que te encuentres para saber qué hacer y cómo moverte. En el juego hay distintas ciudades por las que tenemos que pasar y comercializar en sus mercados, siguiendo una serie de tareas y misiones para lograrlo. Aquí es donde entra la parte de gestión comercial, la cual se siente bien dentro del juego. Tienes que conseguir recursos sí o sí, si no te apetece hacerlo con la compra-venta de vienes, puedes hacerlo con misiones de transporte. El secreto está en explorar a fondo cada ciudad para que consigas la mayor cantidad de misiones a cumplir y así amasar una gran fortuna.

A pesar de estar bien detalladas de acuerdo a la época en la que se ambienta el juego, las ciudades se parecen mucho entre sí y dan la impresión de simplemente ser pequeñas paradas o estaciones dentro de una ciudad más grande.

El tiempo es oro, y Bounty Train hace uso de ese dicho. Diversos factores como el peso de la carga de nuestro tren influyen en qué tanto nos tardemos en llegar de una ciudad a otra. Elementos aleatorios como encuentros contra bandidos de la compañía enemiga que está intentando hacerse también de las acciones de nuestra empresa, o los ejércitos en guerra con los Indios, puede hacer que nuestra reputación se vaya para abajo poco a poco.

Estas batallas no son tan espectaculares como nos hubiera gustado que lo fueran. Al contrario, son difíciles de controlar y aburridas. Al ser “mini-misiones” dentro de misiones, los combates pasan a segundo plano. Los enemigos al principio son bastante difíciles, ya que nuestro nivel es demasiado bajo como para hacerles frente adecuadamente. La variedad de misiones con las que cuenta Bounty Train es enorme, sin duda ésta es una de las mejores características del juego. Las tareas que tenemos que a hacer van desde convencer a personas de darnos algo que queremos a base de sobornos, hacer que muera un personaje, participar en pujas, perseguir y atrapar delincuentes, escoltar personajes, etc. Todo esto también nos ayuda a subir el nivel de nuestra empresa ferroviaria.

Algunas misiones incluso tienen dos maneras de llevarlas a cabo, una buena y otra mala. La opción que escojas tendrá consecuencias a futuro, ya que optar por completar una misión de una manera turbia, a pesar de que nos puede dar más dinero, nos puede cerrar las puertas a otras misiones, así como participar en subastas. Así pues es como Bounty Train cuenta también con su sistema de decisiones.

La dificultad del juego es un poco elevada, ya que hay muchos factores que influyen en que tus ganancias disminuyan. Tenemos límite de tiempo en nuestros encargos y nos penalizan con dinero por incumplir o retrasarnos. La verdad es que es sumamente difícil que en niveles avanzados del juego consigas completar todos los encargos sin contratiempos. Incluso el tutorial del juego es mínimo, y así sin más te avienta a la acción para que tú descubras lo demás. La interfaz del juego tampoco ayuda mucho, ya que es pesada y un poco compleja de entender, con muchos menúes, botones, cosas, etc.

 

En el apartado gráfico nos encontramos con un diseño que si bien no deslumbra, parece bastante adecuado al tipo de juego que es. El soundtrack, a pesar de ser bueno, está bastante limitado, escucharás la misma melodía una y otra vez hasta que termines odiándola y desactivando el audio del juego.

Bounty Train es un juego que cumple en el género de estrategia y gestión de recursos, sin embargo al momento de la acción sin duda deja muchísimo que desear. Es también un juego que pretende rescatar un género que actualmente está casi muerto, dándole un toque fresco y moderno. Si eres fiel fanático de este género, sin duda debes jugarlo. Pero si no es así, estarás jugando al juego más repetitivo, tedioso y frustrante al que hayas jugado jamás.

Related posts

[Reseña] Dead Island Definitive Collection

Gabriel Broca

[Reseña] Rise And Shine

Gabriel Broca

[Reseña] Little Witch Academia: Chamber of Time

Emilio Ruiz

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.