Image default
Artículos

La historia de Scalebound y los motivos de su cancelación

Un desarrollo frustrado por malas negociaciones

 

La cancelación de Scalebound ha tomado a muchos de sus fans por sorpresa y defintivamente le ha dejado una mala reputación a Microsoft, frente a sus fans y público en general.  Sus decisiones en esta generación no han sido muy acertadas y ya van dos juegos que han sufrido cancelación.  Aún desconocemos la razones por la que el título fue cancelado, mucho se debate sobre los intereses de la compañía y Platinum Games, al igual que se dice que Hideki Kamiya no estaba cumpliendo con los objetivos de desarrollo, a tal grado que el desarrollo seguía estancado a finales del 2016.

Pero vayamos por partes: Scalebound se mostró por primera vez en el 2015 en donde incluso llegó con una demo jugable, bajo el sello de Platinum Games. Siendo así, la cosa prometía mucho, y más con el concepto y apartado artístico que trajo consigo. Todo aquello prometía combates ágiles, exploración y un cooperativo para hasta cuatro jugadores.

Más tarde, en el E3 2016 se había adelantado que Crackdown 3 y Scalebound serían los grandes ausentes de la feria, pero no había por qué preocuparse, pues el desarrollo iba muy bien. Como antecedente, justo en enero del 2016 ya se había anunciado su retraso y ahí por qué Microsoft ya se había puesto el parche antes de la herida.

Justo a mediados del 2016, Microsoft anunció la cancelación de Fable Legends, título que ya había contado con una beta cerrada donde incluso ofreció microtransacciones. Hasta ahí nunca nadie había sospechado que un segundo juego estaba pasando por problemas de desarrollo.

Partiendo de esto último, Fable Legends ya tenía muchos años de desarrollo sin que veamos un avance  concreto o una fecha tentativa de lanzamiento. A pesar de que Phil Spencer, había dicho hace un año que “le daría al equipo de desarrollo todo el equipo que necesite” al parecer no sería así.

 

Hideki Kamiya, pudo haberse comportado igual que Kojima

A estas alturas todos conocemos la historia que Kojima. Es muy probable que  Kamiya, no tuvo tanta libertad creativa, por lo que Microsoft le impuso muchas condiciones, entre ello se dice que el juego estaba pensado para ser de un solo jugador, pero que Microsoft los obligó a meterle multijugador online. Kamiya ya estaría dando indicios de su hartazgo en algunos Tweets que había borrado inmediatamente. Además no simpatizaba desde el 2015 con el marketing que manejaba Microsoft.

“No me gusta su marketing. Si voy a la gamescom sería por los usuarios, no para ser un accesorio para la conferencia de Microsoft

Además a Kamiya, ya se le han escapado algunos Tweets que evidenciaban su poco control del carácter y el manejo de su ego ya había alcanzado las nubes

En conclusión. Scalebound fue una víctima de las malas negociaciones al estilo Kojima. Ambos acabaron fastidiados. El juego simple y sencillamente se convirtió en paciente en coma en el que costaba mucho dinero mantenerlo conectado. Microsoft tomó la difícil decisión de desconectarlo, a pesar del dinero y años infructuosos invertidos. El juego bien podría ser anunciado como un proyecto en paro, para no dar tan mala impresión de ponerlo como cancelado, pero al menos aquí se ve que Microsoft tuvo una mala experiencia con Platinum Games y sabiendo que prácticamente el proyecto no estaría tanto bajo su control, decidió cancelarlo.

Related posts

El cierre de Visceral Games se veía venir

Gabriel Broca

Los lanzamientos más importantes de abril

Gabriel Broca

[Gamescom 2015] Resumen de la conferencia de Xbox

Player Reset

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.