Need for Speed Payback

Por el en Reseñas, 4 More

[Reseña] Need for Speed: Payback

Hemos visto la saga de Need for Speed por años, algunos hasta hemos crecido con ella. Para algunos fue la primera inclusión al mundo de los carros y si algo amábamos de esta saga era el hecho de poder mezclar la velocidad con la acción. Siendo sincero, la franquicia fue perdiendo el toque con el paso de los años y de hecho, en 2015 fue duramente criticada por fallar en lo que era clásico hasta ese momento, darnos una experiencia arcade de automovilismo.

Las riendas del juego fueron tomadas por el estudio llamado Ghost Games y según lo que han dicho, tomaron en cuenta todo eso que los fans estaban pidiendo y han entregado el mejor título de Need for Speed en año. ¿Será esto cierto?

Historia 

Lo primero a tomar en cuenta es que la historia de Need for Speed no se caracterizan por una profundidad argumental extensa o por momentos que te saquen una lágrima. Dicho lo anterior, tenemos una trama que en lo personal veo muy parecida a las películas de Rápidos y Furiosos, con momentos dignos de una película de Hollywood y carreras y secuencia repletas de adrenalina. 

Dentro de la trama tomamos el papel de 3 corredores con diferentes características cada uno. Tyler es el líder del grupo y se especializa en las carreras. Mac es un experto en el drifting y las carreras todo terreno. Y por último, Jess que usa sus habilidades para escapara de la policía y cumplir misiones de entrega.

Estos tres personajes se unen para combatir a una organización llamada The House que domina la ciudad ficticia de Fortune Valley, la cual está fuertemente inspirada en Las Vegas. Pero, lo primero que hay que hacer es ir ganando terreno dentro de las pandillas locales y eso solo se consigue derrotando en carreras a los líderes de éstas. En lo personal la historia se me hizo sumamente plana y sin mucho chiste; en ningún momento llegué a sentir empatía con los personajes y era más lo divertido de estar corriendo por las calles a querer saber que iba a pasar después. Otro punto en contra es que la historia es muy predecible, y no hay un momento en donde algo que pase te sorprenda, algo lógico tomando en cuenta que hemos visto la misma fórmula narrativa miles de veces en todos lados.

La historia se va explicando por medio de cinemáticas después de completar varias misiones. De hecho, se divide en un sistema de completar algunas misiones principales, misiones para subir tu reputación y una cinemática, y así durante todas las 12 o 15 horas que tardarás en completarlo. Claro que la cantidad de horas que te dure el juego puede ser mayor si es que pasas mucho tiempo subiendo de nivel tus carros y comprando las mejoras necesarias para que tengas las victorias más fáciles en las competencias.

Las carreras 

Ok, aquí tengo que dejar algo en claro, y es que Need for Speed: Payback está destinado a las carreras estilo arcade y no es el clásico simulador en donde tienes que conocer a la perfección cada parte de tu coche para que no te estampes en el muro de contención y quedes en el último lugar. A pesar de que en el año hemos tenido muchos juegos de autos muy realistas, esta vez no es el caso y eso es bueno si es que eres un jugador casual que solo quiere agarrar el carro y divertirse.

Tenemos 5 tipos de de conducción que podemos dominar: Racing, Offroad, Drag, Drift y Runner. Cada uno de ellos cuenta con sus propios vehículos y sus respectivos eventos. Cada uno se maneja de forma diferente y ahí es cuando tienes que usar la lógica, pues no vas a usar un carro 4×4 en una carrera de velocidad o uno especial para drifting en una carrera por el desierto. Pero lo que debes tomar en cuenta es que necesita cumplir los objetivos de cada estilo para seguir avanzando, algo que a veces puede llegar a ser un poco tedioso gracias a la falta de diversidad. Lo que sí me gustó es que te obligan a probar diferentes estilos para que no te quedes estancado solamente en uno. Eso sí, hay estilos que no son comunes y puede que te cuesten trabajo, por ejemplo, yo me quedé atorado como media hora en la primera misión de Drift solo porque no comprendía como era que se tenía que hacer; ya sé, que vergüenza.

  • Racing: Como nombre lo indica, son carreras en asfalto a toda velocidad. Tienes que llegar en primer lugar para avanzar.
  • Offroad: Son carreras pero en terrenos irregulares, sobretodo en planicies abiertas o desérticas. Tienes que llegar en primer lugar.
  • Drag: Son competencias de arrancones. Aquí es obligatorio que la transmisión sea manual, ya que parte importante de la experiencia es realizar los cambios en el momento correcto para llegar antes a la meta. Son carreras breves en línea recta, aunque también llegan a haber carreras en circuitos callejeros. Y en lo personal, son las más complicadas por culpa de esos malditos cambios.
  • Drift: Son carreras de derrape. La mayoría de sus eventos son por puntos en circuitos llenos de curvas. El punto es llegar rápido a las curvas, volantear y frenar para girar de forma correcta. Otro que a mí me costó horas y horas dominar, pero cuando ya pude me la pasé genial.
  • Runner: Son misiones de escape de la policía o entrega de paquetes. En el primer caso debes escapar por la ruta determinada y se vale el hacer que tus enemigos choquen o sacarlos del camino. En el segundo caso, debes llegar a ciertos puntos de la ciudad con un tiempo muy limitado. Calcula bien tus rutas para evitar perder tiempo. Y en lo personal, las más divertidas y llenas de adrenalina.

Las recompensas van llegando al terminar los eventos y dependiendo qué tan bien manejemos. Pero, también se pueden hacer apuestas en donde tenemos que cumplir distintos objetivos un poco más difíciles; estoy hablando de completar la carrera en determinado tiempo o conseguir una cierta cantidad de puntos. No voy a decir lo clásico de que las recompensas son lentas y aburridas, porque esta vez las sentí bastante justas, aunque las malditas microtransacciones vuelven a aparecer y avanzando en el juego si tienen algo de peso en el desempeño del carro. Es como si tuvieras que comprar mejoras con dinero real para que tu carro vuele.

El mapa abierto de Need for Speed Payback es el más grande que nos han entregado en la saga y lo mejor de todo es que está lleno de retos y actividades. Hay retos de velocidad, saltos mortales, destrucción de espectaculares, duelos contra otros corredores, pruebas de drifting por puntos y repetir misiones para obtener dinero adicional. Después de las primeras dos horas de juego se desbloquean todas las misiones secundarias. Pero llegando aquí yo tengo un problema y no es con las misiones o los coleccionables si no con el mundo abierto en si, y es que el diseño está muy guapo y todo pero estamos en una ciudad sin carros. Literalmente casi no hay carros y las calles se ven muy desiertas.

Crear el mejor auto

Tenemos a nuestra disposición más de 70 autos y de distintas marca como Nissan, Honda, BMW, Audi, Ford, Volkswagen, etc. A cada carro que obtengamos lo podemos modificar estéticamente. Posiblemente una de las cosas que más me gustaron, pues se le puede cambiar el color, añadir stickers, cambiarle el sonido al claxon, ponerle humo de colores al escape o cambiarle la altura a los carros. Ya que hayamos perfeccionado nuestro vehículo, podemos ir a presumirlo a la comunidad. 

Por otro lado, en la cuestión de potencia, iremos obteniendo tarjetas con diferentes modificaciones y que mejora el desempeño del carro en distintos niveles. Tenemos que analizar bien qué modificaciones queremos hacerle al carro, ya que hay frenos, escapes, potencia, mayor nitro, salto, etc.

Hay otra opción que disfruté mucho y es la de poder hacer un carro desde cero. Las piezas que vas usando las tienes que ganar en carreras que están esparcidas por todo el mapa y una vez que adquieres todas, ese carro queda genial y te sientes orgulloso de todo el empeño que le pusiste.

Pero otra vez las malditas y odiadas microtransacciones hacen su presencia y casi nos obligan a gastar dinero real para comprar mejores tarjetas con mayores aditamentos. Las podemos comprar con dinero in-game claro, pero conseguirlo es tardado y tedioso, como siempre.

La última característica que voy a destacar es Autolog, en donde podemos comparar los tiempos que hagamos con los de nuestros amigos o consultar las tablas de liderato y ver esos tiempos que siempre nos hacen pensar que fueron hechos por seres de otro universo, es imposible llegar a esos números.

El multiplayer es demasiado plano pues nada más hay carreras contra otros 8 jugadores del mismo nivel, demasiado escaso. No hubiera caído mal otros modos de juego pues tal parece ser que pusieron el modo online solo para rellenar el espacio.

Gráficos y Sonido

Need for Speed Payback utiliza el mismo motor gráfico que Battlefield 1, o sea, el Frostbite. Sin embargo, a pesar de que los carros lucen muy bien, tiene muchas inconsistencias gráficas y parece que no aprovecharon este motor tan potente.

Cuando vamos corriendo por las calles la sensación es buena, pero todo se descompone cuando a lo lejos van apareciendo las cosas de repente, así es, podemos ir a toda velocidad y de la nada veremos cómo aparece un árbol a lo lejos; eso es algo que que si bien no afecta de manera directa vaya que sí te extraña bastante. También el daño en los vehículos es ilógico, pues te puedes estampar a más de 25o kilómetros por hora contra otro carro y los dos quedarán como si recién hubieran salido de la agencia, no tiene sentido alguno. También por desgracia me tocó ver algunos bugs cada vez que reiniciaba una carrera, parecía que me caía por abajo de las texturas del mapa. Por último, los tiempos de carga son enormes y cada vez que reinicias una carrera te da el tiempo perfecto para irte a bañar y regresar y aún no ha comenzado (obvio estoy exagerando pero si tardan mucho las pantallas de carga).

Por el lado de la banda sonora la cosa mejora y mucho, teniendo un soundtrack con bandas tan buenas como Queens of the Stone Age, Gorillaz, Ryal Blood, Run the Jewels. El sonido de los motores es excelente y cada vez que inicia una carrera sientes la sensación de estar dentro del carro cuando oyes rugir esas máquinas. Muchas veces los motores opacan la música de fondo pero eso es algo que podemos arreglar sin problemas en la configuración.

En cuanto a las voces, el juego no tiene un doblaje al español, y todo el contenido está inglés. Vaya, ni siquiera los subtítulos están en español. Puede ser que comprender lo que dicen no sea indispensable si tomamos en cuenta que la mayor parte de la acción sucede en la carretera, pero hay veces durante las cinemáticas que suceden cosas importante y si no sabes inglés, pues ya valió.

Conclusión

Need For Speed Payback no es un mal juego para nada, pero el hecho de que tenga errores tan graves lo hace no estar a la altura de lo que 20 años de esta saga han ofrecido. Se agradece que no dejen morir un estilo de juego enfocado en la diversión de los usuarios y no en lo realista que a veces puede llegar a ser tedioso si es que no eres amante del género.

Lo mejor de esta entrega es el mundo abierto que está plagado de actividades por hacer y que seguramente llevará decenas de horas para completar. Las mecánicas de juego son excelentes y sus controles son sinónimo de calidad para un juego de carreras de estilo arcade. La enorme cantidad de autos y las modificaciones que les podemos hacer son geniales y nos hacen querer estar pegados al juego solo para desbloquear ese alerón que hará ver a nuestro BMW bien chulo, sin emabrgo, la microtransacciones otra vez manchan este aspecto.

Lo malo es que tiene una historia irrelevante y que nos hace perder el interés después de unas cuantas misiones principales. En lo visual parece que desaprovecharon el poder de Frostbite y nos dan una experiencia no mala pero tampoco asombrosa.

En realidad esta entrega mejoró muchas cosas en comparación a la anterior y puede que deje a los fans de hueso colorado con un buen sabor de boca. En lo personal creo que les falta mucho trabajo por hacer para que Neeed for Speed recuperé su gloria.

Comentarios

comments

Lo bueno

  • Un mundo abierto basto
  • Las mecánicas de juego se mantiene impecables
  • Gran cantidad de vehículos personalizables
  • Un juego de carreras simple y arcade que tanto gusta
  • Muy buen soundtrack

Lo malo

  • La historia es decepcionante
  • Enormes tiempos de carga
  • Las microtransacciones se interponen mucho
  • Lo visual no está tan bien pulido
7.5

Escrito por: Emilio Ruiz

Amante de los videojuegos desde que tengo memoria. Apasionado del mundo del deporte, cómic y literatura

Sin comentarios aún.

Deja tu comentario

PlayerReset

Player Reset se creó con el propósito de brindar a la comunidad una información limpia, libre de todo prejuicio y antipatía de los malos jugadores.

Aquí somos jugadores que como tú buscan opiniones sinceras, imparcial y sin ir al favoritismo de ninguna compañía en particular

Tweets

Confirmado: el siguiente Battlefield no será Bad Company 3 https://t.co/SvE44y8FKD https://t.co/RuCGLlyy0B
Nintendo estuvo a punto de comprar a Harry Potter https://t.co/n0M9KDtLjT https://t.co/F9JKdYpZSt
Burnout Paradise está en camino a Switch https://t.co/nWbyja7tFu https://t.co/wjiEUtewIa