Call of Duty: WWII

Por el en Reseñas, 4 More

[Reseña] Call of Duty: WW II

Si hablamos de Call of Duty tenemos que tomar en cuenta que es FPS por excelencia; ya sea que lo ames o lo odies, no se puede negar el éxito que ha tenido a través de los años. Lo que sí es una realidad es que la franquicia ha sido explotada hasta el cansancio y hemos pasado por todas las etapas de la historia hasta llegar al lejano futuro. Sin embargo, el corazón de los fans siempre estuvo a favor de volver a los inicios, la Segunda Guerra Mundial y la nueva entrega lo ha hecho. La gran pregunta es: ¿está a la altura de lo que hemos esperado o volvemos a decepcionarnos?

Historia 

La campaña durante mucho tiempo parecía el aspecto más débil de la franquicia, pero me alegra decir que esta vez no es el caso. En Call of Duty: WW II tomaremos el control de Ronald “Red” Daniels, un joven novato que es mandado al infierno directamente durante el Día D, en el desembarco en las playas de Normandía. De ahí, nos iremos abriendo paso a través de una Francia ocupada por los alemanes, ayudando a la resistencia francesa y liberando puntos claves que sirvieron para darle fin a la guerra.

En esta entrega la historia tiene un ritmo frenético y en ningún momento va a caer en lo pesado o lo aburrido como en otras ocasiones. Cada vez que hay un momento de paz sabes que algo malo pasará y lo mejor de todo, la historia es simple y concisa y no se enreda al punto de no saber que es lo que está pasando. Me alegra decir que disfruté esta campaña tal cual como las de las primeras entregas; tiene esos momentos épicos que tanta falta hacían y los personajes que aparecen te llegan a generar emociones. En lo personal la misión llamada “Libertad”, en donde ayudamos al grupo de la resistencia en Francia fue lo mejor, pues se divide en dos partes: la primera es una misión en donde nos tendremos que infiltrar en un edificio alemán haciéndonos pasar por una funcionaria (las mujeres son importantes dentro de la historia) para recibir unas bombas que volarán las puertas y dejarán entrar al ejército aliado; la segunda parte es un infierno de balas mientras vamos acabando con los nazis para liberar París. Esa misión en particular me puso la piel de gallina y me hizo querer pasarla una y otra vez.

Si bien no hay muchas novedades en torno a esto, sí hay una que me llamó mucho la atención, la forma en la que nuestra salud y otros recursos se manejan. Hablando de la salud, en esta entrega no está el típico “me quedo a cubierto para curarme”, no señor, aquí tendremos que buscar botiquines o esperar a que un miembro de nuestro equipo tenga uno disponible. Y esa es la mejor parte, que cada miembro de nuestro pelotón nos puede proporcionar algo diferente; habrá no quien nos dé munición, otro que nos de granadas, otro que nos de apoyo de morteros, otro que nos revele la posición del enemigo y el último que nos da salud. Tendremos que esperar cierto tiempo una vez que nos hayan dado algo para que lo puedan volver a hacer. Por supuesto esta no es la única manera de conseguir esto, pues regado por todo el mapa habrá suministros. Desafortunadamente esta característica solo está disponible en el modo campaña, así que tanto el multiplayer y los zombis se mantienen igual.

Creo que la historia que Call of Duty: WW II nos remonta un poco al pasado y nos entrega una campaña sólida y emocionante. Sin embargo, acabé toda la historia en 6 horas y en modo difícil, lo que significa que todavía ponen más empeño en otros aspectos.

Nota: Creo que no es necesario hablar acerca del gameplay puesto que es lo mismo que en las demás entregas y casi cualquier shooter, las diferencias principales en cuanto a jugabilidad ya las destaqué en la parte de arriba. 

Multijugador 

Llegamos a la parte que mantiene vivo al juego por todo un año: los modos multijugador. Tal parece ser que desde Black Ops III han estado muy preocupados en enfocar el juego al mundo de los esports y en esta entrega se siente un poco más.

Lo que más me gustó de este multiplayer es el hecho de que tuvieron que regresar a sus raíces, esos saltos enorme y correr por las paredes ya no está ni de cerca, aquí lo único que tendremos es la opción de correr y agacharnos para no recibir un plomazo en la cabeza, como en la vieja escuela. Si bien las mecánicas básicas son iguales a todas las entregas, el hecho de que no tengamos tanta movilidad nos hace ser más cautelosos y tener más cuidado por donde caminamos; esto puede ser un cambio significativo para aquel que le metió meses enteros a las entregas futuristas, pero para los demás se sentirá como un online más equilibrado.

La primera vez que entramos en el multiplayer nos pedirán que escojamos una clase a la que nos gustaría pertenecer, cada una con sus propias características. Por ejemplo, la división de infantería se encarga de el combate a distancia media y nuestra arma principal será una metralleta, mientras que en la división de montaña nuestra especialidad será el ataque a distancia y nuestra arma principal es un sniper, ¿suena bien no? pues no tanto, ya que estas divisiones bien parecen relleno y no tienen un propósito, ya que en cualquier momento podemos cambiar y las recompensas que recibimos por ser fieles a un grupo no son buenas, aunque algunos perks o diseños estéticos son interesantes. Hablando del tema, no sería Call of Duty sin las lootboxes, esas cajas de suministros que contienen tanto mejoras estéticas como nuevos equipamientos; estas cajas se consiguen ya sea con dinero real o jugando mucho y de verdad, mucho.

Sin embargo, la forma en la que interactuamos con el menú del multiplayer es bastante distinta. En Call of Duty: WWII tenemos un hub interactivo en donde podremos explorar a placer y lo más interesante de todo es que es con una vista en tercera persona. Dentro de este espacio podremos abrir nuestras lootboxes, conocer los desafíos diarios que dan recompensas, probar las distintas armas o usar las rachas de muertes sin tener que estar dentro de una partida online. Suena muy bien pero la verdad es que aquí es donde menos tiempo pasé en el juego y no hay mucha interacción, llegando al punto en el que estás ahí al inicio, acabas el “tutorial” de cómo usarlo y ya.

En cuanto a los modos de juego, los clásicos de todas las entregas están de regreso: Team Deathmatch, Search and Destroy, Free-for-All y cada uno con su modo hardcore en donde moriremos de un solo tiro y no tendremos un mapa que nos diga la posición del enemigo. Sin embargo, hay un nuevo modo llamado War que es un concepto un poco similar a lo que he visto en Overwatch. Se trata de escoltar a un tanque hasta ciertos puntos, abastecerlo de gasolina y llegar hasta el final del mapa, lógicamente el equipo enemigo estará defendiendo y evitando que llegues o al revés, tu defenderás y los otros atacarán. Se agradece que hayan añadido un modo de juego un poco más enfocado al trabajo en equipo aunque hay que ver si terminar de convencer.

La mayor queja que tengo en este aspecto son los servidores que tal parece ser que no sirven. De verdad, muchas veces se tardaba 15 o 20 minutos en solo meterme a una partida y otras en las que era imposible y me tenía que ir a jugar algo más. Es raro que pase esto tomando en cuenta la cantidad de juego que van y la experiencia que tienen y ojalá lo arreglen pronto  porque si es algo bastante molesto.

Zombies

Como en casi cada entrega, una de las opciones más interesante dentro del juego son los zombies y en esta ocasión están de regreso pero con una temática nazi. Dando mi opinión , yo nunca he sentido la atracción necesaria hacía este modo como para quedarme enganchado por horas, pero entiendo a la perfección por qué tiene tantos seguidores. Durante un buen tiempo se prometió que íbamos a tener un modo zombies terrorífico y lleno de miedo, pero la realidad es que nos dieron lo mismo. Es sólido y las mecánicas de ir ganando puntos con forme matas y después comprar armas y ventajas se mantienen intactas, y estoy seguro que habrá muchos secretos que irán saliendo con el tiempo.

Hay un nuevo mapa, hay poderes nuevos, los actores son destacables y le dan vida a los personajes de forma excelente. Sin embargo, parece que lo que prometieron de hacer la experiencia de juego en los zombis de los más aterradora se quedó en una simple promesa. El modo cumple y mantendrá a los fans interesados.

Gráficos y Sonido

En al aspecto visual no tengo ninguna queja y es que se nota el empeño que le han puesto en recrear las batallas en las locaciones históricas. Cada aspecto está muy bien pulido y cuidado y lugares como Francia, Bélgica y Alemania lucen geniales. No recuerdo haber visto una textura con una mala calidad o una caída de frames importante. Las animaciones son muy muy buenas y por fin, ya no recicladas de otras entregas. Las cinemáticas me dejaron con la boca abierta y me emocionaron, más al ver que actores como Josh Duhamel (Transformers) eran plasmados de una manera perfecta. La iluminación es excelente y eso se nota más durante las secuencias en las que estamos en una montaña o un bosque, de verdad la atmósfera te envuelve. En realidad todo lo gráfico es muy bueno y se ve una mejora en comparación con las anteriores entregas, algo que le habíamos reclamado mucho a Call of Duty.

Por el lado del sonido creo que la saga nunca ha tenido problemas y en esta ocasión no es diferente. Los gritos que se escuchan de tus aliados y de los enemigos se sientes reales, las voces y órdenes que te van dando durante la misión son buenísimas y potentes, el ruido que hace cada arma al disparar es excelente y las explosiones que hacen los tanques o las granadas son perfectas. Creo que en cuestiones de sonido es uno de los mejores trabajos en lo que va del año. Si quieres experimentar el mayor potencial del sonido, juégalo con unos audífonos puestos.

Conclusión

El regreso de Call of Duty a donde comenzó todo le viene muy bien a la franquicia y seguramente hará que se recupere económicamente. Tenemos un juego sólido, con una de las mejores campañas en años, el modo zombis que cumple y un multiplayer que si bien es lo mismo, logrará el objetivo de mantener vivo el juego por todo el año y más tomando en cuenta que ya no es tan confuso. Sin embargo, pedirle a la saga que nos entregue algo innovador o nuevo es algo que tal vez no suceda pues la esencia ya está definida. Call of Duty: WWII no es una revolución y no llegó a cambiar a la franquicia, eso es más que obvio, pero sí le dio a los fans lo que estaban pidiendo. Lo que es seguro es que gracias al éxito que está teniendo este título, Activision se decida mantener por el mismo sendero; habrá que ver cual es la decisión que toman para un más que seguro Black Ops 4. 

Si eres amante de la saga estarás más que satisfecho con el resultado final, pero si eres de esos que la odian a muerte pero tenías dudas acerca del regreso a este conflicto bélico, déjame decirte que este juego no cambiará tu opinión.

Comentarios

comments

Lo bueno

  • La campaña es excelente
  • El multijugador es más simple e igual de adictivo
  • Los gráficos sí avanzaron
  • El sonido es perfecto

Lo malo

  • Muy poca duración en la campaña
  • El modo zombies falló en lo que nos prometieron
  • El modo en tercera persona es plano y muy aburrido
8.3

Escrito por: Emilio Ruiz

Amante de los videojuegos desde que tengo memoria. Apasionado del mundo del deporte, cómic y literatura

Sin comentarios aún.

Deja tu comentario

PlayerReset

Player Reset se creó con el propósito de brindar a la comunidad una información limpia, libre de todo prejuicio y antipatía de los malos jugadores.

Aquí somos jugadores que como tú buscan opiniones sinceras, imparcial y sin ir al favoritismo de ninguna compañía en particular

Tweets

Confirmado: el siguiente Battlefield no será Bad Company 3 https://t.co/SvE44y8FKD https://t.co/RuCGLlyy0B
Nintendo estuvo a punto de comprar a Harry Potter https://t.co/n0M9KDtLjT https://t.co/F9JKdYpZSt
Burnout Paradise está en camino a Switch https://t.co/nWbyja7tFu https://t.co/wjiEUtewIa